HTC Wildfire S

Desde hace un mes el HTC Wildfire S es mi nuevo teléfono, al cual nos referiremos a partir de este momento como el esmarfon. Al LG no le pasa nada, se me presentó la oportunidad de cambiarlo a un precio razonable (cero euros) y después de pensármelo un poco decidí hacerlo.

Cómo están las cosas en casi todos los operadores de telefonía coger un smartphone no es en la práctica gratuito ya que te obligan a una tarifa de datos y un compromiso de permanencia, generalmente dos ya que además de la permanencia de la línea suele haber otra para la susodicha tarifa. En mi caso concreto el gasto que estaba teniendo en los últimos meses se aproximaba (a veces incluso pasaba) al coste de la tarifa de datos ya que usaba la tarjeta sim en muchas ocasiones para poder conectar el portátil a internet para hacer cosas puntuales, de este modo ahora puedo hacerlas desde el HTC y además tengo unos cuantos minutos de llamada incluidos, más de los que gastaba normalmente (muchos más, soy de llamar poco).Hay una cosilla que siempre me ha tenido algo frustrado y era que jamás fuí capaz de configurar el correo en el otro teléfono, usaba la aplicación de gmail para móviles pero era un apaño, poco más que un parche, ya que no me permitía, por ejemplo, adjuntar imágenes en los correos así que la movida social era difícil de seguir, Twitter iba medio bien mediante el navegador incorporado pero la pantalla táctil, incluso con un puntero, era bastante incómoda.

Con el smartphone es otro rollo, incluso para conectar el portátil ya que solo tengo que activar la conexión de datos como hotspot con la aplicación incorporada por defecto. La pantalla va muy bien, se mueve con mucha soltura y apenas se engancha.

Lleva HTC Sense con lo cual la integración con redes sociales es muy buena, además de que permite la integración casi total de los contactos con multitud de servicios, así puedes recibir los últimos tweets, actividad en facebook, fotos de flickr, etc … Por defecto lleva de todo y si algo no te gusta siempre se puede acceder al Android Market que está lleno de aplicaciones para casi todo (para gilipolleces también hay). Hablando del market una cosa curiosa es que este funciona con una cuenta de google y el smartphone lleva por defecto la app para gmail, youtube, gtalk, maps, latitude y el propio market pero no para google+.

Una de las cosas que más me preocupaba antes de coger el teléfono era el tema de la batería, personalmente no tengo problemas con la duración o el rendimiento, con un uso más o menos intensivo me aguanta perfectamente cerca de día y medio aunque para no quedarme colgado en cualquier sitio le apuro la batería con algún juego y lo suelo cargar casi todos los días, ahora mismo por ejemplo tengo un 40% de batería con 63 horas continuadas de uso, lo cual nos llevaría a cinco días de batería, no es como para tirar cohetes pero para un smartphone está bastante bien.

No lo tengo rooteado a pesar de que lo recomiendan en muchísimos sitios para poder eliminar aplicaciones instaladas por defecto y liberar de ese modo espacio para poder instalar otras aplicaciones, así que tampoco lo tengo overclockeado … vamos, que me da pereza el tema, igual más adelante.

En el apartado de aplicaciones tengo instalado Opera Mini porque el navegador por defecto no me gusta, del mismo modo y porque no me gustaba el modo de responder tweets desde Peep (cliente de twitter instalado por defecto) me cambié a Twicca, mucho más personalizable y cómodo de usar. SDReader para leer datos de la tarjeta SD (incluida por defecto y que por cierto se puede quitar sin tener que apagar el teléfono), la app de last.fm, la de google+ como comentaba antes, WiFinder para buscar redes inalámbricas y como no, Whatsapp.

De lo malo el reproductor de vídeo y el de audio los veo escasitos en funciones, el de vídeo no me preocupa demasiado pero ando a la busca y captura de uno, al menos para el audio, algo mejorcillo (me gusta PowerAMP pero no me decido a comprarlo). Y por último la cámara de fotos, que no es que sea mala porque no lo es, es una cámara de 5 Megapíxeles y con algunas opciones interesantes como marcar en la pantalla un punto de enfoque para evitar el enfoque automático, de hecho la cámara del LG es también de 5 Megapíxeles y es uno de los motivos por los que cogí el Wildfire S, no quería cambiar a un teléfono con una cámara peor.

El problema de la cámara del Wilfire S es que el disparador es también táctil y no me gusta mucho porque se me hace bastante incómodo ya que mi pulso no es el más adecuado, como se suele decir lo tengo como para ir a robar panderetas. Lo que hago normalmente es llevar los dos teléfonos, hago las fotos con el LG y las paso al otro por bluetooth ya que en el LG sí que tengo que quitar la batería para sacar la tarjeta de memoria 😀

Entradas relacionadas

Acerca de Liamngls

Dueño de este humilde blog publico todo tipo de cosas que me gustan. Si te interesan las cosas que publico puedes, además, seguirme en twitter, en google + y/o en quitter.

Esta entrada fue publicada en Android, Hardware y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a HTC Wildfire S

  1. Pingback: Smartphone nuevo: Moto G | Liamngls

Los comentarios están cerrados.