El fín del mundo, primera parte.

Cosas superimportantes que podrían llevar al mundo a su destrucción tal y como lo conocemos:

El programa El Follonero de La Sexta vandaliza la Wikipedia para una de sus bromas.

Antes que nada decir que el programa El Follonero no lo conozco y por lo demás no entiendo que a viene, precisamente tanto follón, he visto el supuesto programa (Salvados por la tele) y las cosas no son como las cuentan por internet.

Según cuentan en el internet en el programa han vandalizado la Wikipedia para reirse de ella cosa que los que hayan visto el programa deberían de saber que no fué así:

  • Los guionistas del programa intentan colarle una historia ridícula a El Follonero (el personaje, no el programa).
  • El Follonero no traga con la historia.
  • Deciden editar la entrada correspondiente al tema que habían elegido para darle veracidad al asunto de cara al follonero.
  • El Follonero después de verlo en la Wikipedia se lo traga.

Del único que se han reido en todo caso es del propio Follonero ya que ha quedado más o menos claro que no es muy difícil hacerle creer cualquier cosa. En ningún caso he visto a los guionistas despollados de la risa en plan: “Mira hemos editado la Wikipedia, seguro que la gente se lo traga”, pero bueno, si hay gente que si ha visto eso, aunque sea subliminalmente … ¡pos fale! El vandalismo existe pero en ningún caso hay una conspiración para acabar con la Wikipedia y sus usuarios (al menos no por parte de estos señores).

Noticia.

Menéame debería de poner más esmero en el diseño de su interfaz.

En fín, no me jodas. El diseño actual, el anterior o el siguiente pueden gustar o no gustar pero no veo esa supuesta relación que dicen de que un sitio con tantas visitas como menéame debería de tener un diseño mejor y más cuidado.

¿Mejor para quién? Porque si a mi me gusta el nuevo, si me encanta, no veo que diseño mejor tendría que tener y en resumidas cuentas lo que importa de un sitio es su contenido y no las pijadillas que le puedas poner. Se equipara al caso de Google del que dicen que también debería de tener un diseño bastante mejor para el número de visitas que tiene, pero el caso es que hay otros sitios que son feos de cojones y les va de puta madre, como del.icio.us.

Noticia.

La crisis y el iphone.

Parece que hay un tremendo malestar en algunas personas que no ven con buenos ojos que en medio de una desaceleración económica como la que estamos viviendo haya personas que se compren el aparatito de moda e incluso que hagan largas colas para conseguirlo como si fuese el maná divino.

No me parece del todo mal, pero para los despistados habría que recordar que la crisis no es para todo el mundo, hay quien tenía dinero antes y lo sigue teniendo y en cualquier caso la gente se gasta su dinero en lo que le da real gana, sin explicaciones y el que se compre el cacharro ese estando por encima de sus posibilidades tiene dos problemas (uno de difícil cura), por lo demás, estupendo.

De esto no pongo ningún enlace, hay tantos disponibles que no me decido.

Esta entrada fue publicada en Opinión, Personal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 Respuestas a El fín del mundo, primera parte.

  1. Pingback: El efecto ‘oscuro’ del meneo | Liamngls

  2. Pingback: El fín del mundo ... y van 2 | Liamngls

  3. Pingback: ¡Viva la Guardia Civil! | Liamngls

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.