Home sweet Home, de vuelta a Ubuntu

Puede resultar irónico estar escribiendo esto desde Windows XP, pero bueno, nadie es perfecto y tampoco estoy ahora mismo en mi ordenador.

Hace poco más de mes y medio que tengo instalado de nuevo Ubuntu, concretamente la 11.04 de la cual puedo decir que estoy bastante contento, igual también influye el hecho de que llevaba dos años sin una versión de Ubuntu instalada así que ha sido poco más o menos lo mismo que empezar de nuevo, no he sufrido el cambio a Unity porque simplemente no tenía una versión anterior instalada.

A pesar de estar tanto tiempo desconectado del contacto directo con el sistema uno siempre ha estado pendiente de las noticias relacionadas, multitud de post, comentarios, opiniones, etc … he leido mucho y mucho malo también sobre Unity y aunque al principio resulta algo incómodo tampoco parece que sea la gran cosa. Tema aparte es que luego cada uno puede quitar y poner lo que le dé la gana, maravillas de la tecnología, especialmente del software libre.

Pero lo que siempre me ha llamado la atención y por que no decirlo, molestado un poco, es la cantidad de posts que se escriben con las cosas que hay que hacer después de instalar Ubuntu.

Ya partimos de la base de que son entradas dedicadas a gente con poca o nula experiencia, pero en ninguna de ellas se explica como configurar la conexión a internet en el caso de que tengas que hacerlo manualmente, en cambio te recomiendan instalar una serie de programas y complementos que sin esa conexión a internet no podrás hacer.

Generalmente cuando me instalo la distribución lo primero que hago es empezar a disfrutarla y sobre la marcha si necesito algo lo voy añadiendo, desde mi punto de vista no le recomendaría  a nadie instalar cosas porque sí ya que al final acabarás teniendo un Windows libre, con un montón de software instalado que no usarás y que seguramente actualizarás, acabarás ocupando espacio que podrías dedicar a otra cosa o a nada, cuanta más limpia sea la instalación mejor irá el sistema, sea Ubuntu, Debian, MAC o el mismísimo Windows.

Añadir repositorios, instalar otro navegador, otro reproductor de audio, otro de vídeo, plugins a cascoporro y un largo, etc … instala Ubuntu en un rato y tírate horas instalando cosas y configurándolas … es que no lo veo.

Así que me limitaré a mi escasa experiencia, tanto de años anteriores como de esta última versión.

Como decía hace poco más de mes y medio que lo tengo instalado y desde entonces es lo que he usado principalmente (99% del tiempo), no he tenido aún la necesidad de instalar ningún plugin de audio o vídeo y he escuchado mucha música y visto muchos vídeos en diferentes formatos. Tampoco he necesitado instalar un navegador nuevo, ni reproductores de vídeo o audio, ni un gestor de redes.

El único programa que no me ha gustado (no me iba bien) era Gwibber que se comía los tweets y no los publicada así que lo quité y en su lugar instalé TweetDeck, aparte de eso instalé The GIMP, pdftk y FileZilla, por el momento no he necesitado instalar ninguna otra cosa de las que uso habitualmente, podríamos decir que de momento lo tengo todo bien limpito.

Y hablando de todo un poco, me sorprendió la instalación de The GIMP, en el momento de instalar el programa aparecieron también los paquetes adicionales, una instalación completa del tirón y la velocidad a la que abre el programa le da mil patadas a la versión de Windows Vista, en el mismo equipo (4 GB de RAM) la versión de Ubuntu abre casi del tirón mientras que la de Windows, en comparación, tarda una eternidad (incluso se cuelga unos segundos).

Creo que todo el mundo debería darle una oportunidad al software que va preinstalado con el sistema y luego si algo no funciona bien o simplemente no gusta buscar una alternativa, ponerse a instalar cosas sin ton ni son no es la mejor de las ideas porque creo que entonces perdermos parte de esa libertad que nos da el software libre, la libertad de elegir lo que queremos usar.

Claro que todos los sistemas operativos te imponen de serie un conjunto de programas (por si alguien iba a decirlo), la diferencia es que en algunos puedes quitar lo que no vayas a usar y en otros, simplemente, no puedes quitar el software de serie, solo añadir lo que tú quieras usar.

Por cierto que estoy usando el Centro de Software para las actualizaciones y va de lujo, además de que habría que irse acostumbrando porque para la siguiente versión se van a cargar Synaptic (ya lo han hecho), aunque solo sale de la instalación por defecto, quien quiera podrá instalarlo y usarlo con total normalidad.

Entradas relacionadas

Esta entrada fue publicada en Linux y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a Home sweet Home, de vuelta a Ubuntu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.